ortodoncia en Córdoba

4 consejos para que tus retenedores duren más tiempo

Algunos pacientes piensan que, una vez que se retira su ortodoncia, el tratamiento ha llegado al final de su proceso y los resultados están garantizados de por vida. ¡No te confíes! Porque esto no suele ser así.

La última fase del tratamiento de ortodoncia en Córdoba es la retención, y es una de las etapas fundamentales. Por ese motivo, desde Clínica Valenzuela, hemos decidido contarte hoy qué tipos de retenedores existen y cómo debes cuidarlos para aumentar su durabilidad durante el mayor tiempo posible.

¿Qué tipos de retenedores puedo encontrar?

Para comenzar, debes saber que un retenedor es el aparato que el odontólogo nos coloca en la cavidad oral, una vez que se nos retiran los brackets o la ortodoncia invisible. Nos ayudará, como su propio nombre indica, a mantener los resultados de la ortodoncia durante toda la vida.

Existen dos tipos principales de retenedores dentales:

  • Fijos

Se trata de una barra de metal que suele colocarse en la cara interna de las piezas dentales el mismo día que se retira la ortodoncia.

Por lo general, durante los primeros días hay que pasar un período de adaptación en el que se pueden experimentar algunas molestias en la lengua. ¡Pero con el paso de los días desaparecerán por completo!

  • Removibles

Para este tipo de retenedores, que pueden ponerse y quitarse, en nuestra clínica dental en Córdoba tomamos muestras de la cavidad oral de los pacientes y creamos unas férulas dentales transparentes a medida.

Pueden colocarse en ambas arcadas dentales y el uso es regresivo, por lo que, al principio, deben llevarse puestos durante todo el día y únicamente se quitan para comer y para cepillarnos los dientes.

Y una vez que ya los tengo: ¡dame algunos consejos para cuidarlos!

  1. Trátalos cuidadosamente

En el caso de los removibles, al quitarlos es importante alternar el lado desde el que lo haces para evitar que se desgasten o provocar alguna fisura.

  • Guárdalos en su caja

Al igual que en el caso anterior, si son removibles, cuando no los lleves puestos no debes olvidar guardarlos en su funda.

  • ¡Cuidado al morder!

Ya sabes que debes tener precaución con los alimentos duros para evitar que, por ejemplo, un retenedor fijo haga palanca y pueda romperse.

  • Acude a tus revisiones

Es de los consejos más valiosos que podemos darte, y es que, una vez que ha finalizado tu tratamiento de ortodoncia en Córdoba, es fundamental que acudas a las revisiones que hayamos establecido, las cuales, una vez pasados los doce primeros meses, serán una vez al año.

Si quieres realizarte un tratamiento de ortodoncia con nosotros o, por el contrario, ya te lo has hecho y quieres ver qué tal sigue y progresa tu dentición, solo tienes que ponerte en contacto con nosotros. ¡Pide tu cita y te ayudaremos en todo lo necesario!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *